RAÍCES

Empecé a estudiar danza en Roma con 2 años y medio (aunque en esta etapa lo definiría como jugar más que estudiar). Con 8 años, mi profesora me mandó a hacer la audición para la escuela del Teatro dell'Opera di Roma. Allí empecé a estudiar a nivel profesional, durante los siguientes 9 años.

Flavia4.jpg

Después del diploma en 2009, hice mi primera audición. Me cogieron para el Boston Ballet ofreciéndome una beca como Trainee para profundizar mis estudios. Al año siguiente, en 2010, me ofrecieron una plaza de cuerpo de baile en la Ópera de Niza para la temporada 2010-2011. Este año fue muy duro porque me rompí una rodilla bailando, tuve que operarme y me despidieron. Estuve mucho tiempo sin entender cómo recuperarme: nunca había tenido una lesión en mi vida y no sabía qué hacer.

Desde siempre me ha encantado aprender idiomas y descubrir diferentes culturas. Se me presentaron un par de oportunidades y decidí irme unos meses a Ámsterdam y a Canadá para seguir con mis estudios, recuperarme de la lesión y a la vez conocerme más a mi misma. Después de estos meses de intentos, llegué a París y me quedé un año. Fue cuando conocí el método GYROTONIC® que literalmente cambió mi vida. Pude recuperarme por fin de la lesión, entender cómo funcionaba el cuerpo de otra forma, tener otra conciencia. Al final de este año me ofrecieron un nuevo trabajo en el Sarasota Ballet of Florida, en Estados Unidos.

_57A8282.JPG

Fueron años muy bonitos y llenos de experiencias profesionales por las que estoy muy agradecida. Mientras bailaba en la compañía, seguía profundizando mis conocimientos del método GYROTONIC®, entrenando una hora todos los días antes de ir a trabajar. Me enamoré tanto de esta disciplina que acabé haciendo el curso para ser profesora.

En verano 2017 me casé con mi marido y decidimos volver a Europa. Echamos de menos el estilo de vida europeo y vinimos a Madrid a empezar una nueva vida, más cerca de nuestras familias en Italia. En 2018, después de un año trabajando como profesora de GYROTONIC® en dos centros en Madrid, decidí abrir mi propio estudio: The Garden.

_57A7222.JPG
_57A6325.JPG

The Garden es un centro de GYROTONIC®, yoga, meditación, danza y mucho más. Es un sitio donde entrenar, relajarse, poder soltarse y sentirse en casa. Es un espacio para volver a conectar contigo mismo y a la vez para conectar con otra gente. Es un pequeño jardín secreto. Es mi jardín y es tu jardín también.

Estoy muy orgullosa de la energía que hay, del staff maravilloso y de lo que representa el centro para los alumnos. Sé que confían mucho en nosotros, en nuestro trabajo y en nuestra atención en hacerlos salir siempre mejor de como han entrado. Para nosotros es muy importante enfocarnos en las sensaciones del cuerpo y movernos desde allí. Por eso, no tenemos espejos en la sala de yoga y danza. Creemos que tiene más beneficio moverse así, sin juzgarse. Yo, cómo todos los bailarines, he trabajado toda la vida mirándome en el espejo y entiendo que para los atletas sea necesario buscar la perfección. Pero creo que el movimiento del cuerpo es mucho más inteligente, más natural y más bonito cuando lo sentimos en vez de mirarlo.

En el futuro me gustaría expandir el centro para ayudar a más gente. Me gustaría que se conozca más el método GYROTONIC®, que tanto me ha ayudado a lo largo de mi carrera. Sigo bailando, a veces por mi cuenta, por el simple hecho de bailar, a veces tengo proyectos con otros bailarines o compañías. En general me dejo transportar por las oportunidades que la vida me ofrece, lo que me permite vivir de todas mis pasiones a la vez.

Flavia Abbadessa

CUCO3194.jpg